Artículo: ¡¡31 años de MIDI!!

¿Quién no sabe qué es MIDI a 31 años de su lanzamiento?

 

Siempre valdrá la pena repasar un poco sobre el origen de éste protocolo de comunicación y control que ha cambiado la historia sobre cómo se hace y produce música.

Mi experiencia se basa mayormente en el “Home” o “Project” Studio. Esto a veces significa que es de gente que recién comienza, aunque también significa simplemente que son estudios pequeños pero sólo en tamaño, no en capacidad. Y lo menciono así porque en muchos casos el decir “MIDI” a algunos les trae a la mente algo viejo, pasado de moda, sin uso, muy de los años ochenta y sin embargo, todos los que trabajemos en un estudio digital hoy día, usamos MIDI prácticamente a diario, ya sea para tocar un sintetizador virtual, para controlar los faders de la mixer de nuestro software o para el control del secuenciador.


Y sí, ciertamente el MIDI, acrónimo de “Musical Instruments Digital Interface” nació en 1983 como un enorme triunfo sobre el ego entre fabricantes e inventores y se adoptó como una interfaz universal de comunicación entre dispositivos musicales con capacidad digital. Incluso se iba a llamar “UMI” (Universal Musical Interface) aunque el nombre MIDI fue surgiendo durante las revisiones al nuevo protocolo y fue justo durante el Winter NAMM de 1983 en que se conectó por primera vez dos dispositivos fabricados con un puerto MIDI incluido: el Prophet 600 de Sequential Circuits y el Roland Jupiter 6 (JP-6).

 

Había nacido un estándar.

 

 

¿Pero qué es el MIDI?


Veamos rápidamente la historia de los sintetizadores: Un sintetizador analógico es un instrumento musical que genera su sonido básico a partir de una forma de onda puramente eléctrica (un oscilador) que puede ser una onda senoidal, triangular, diente de sierra, cuadrada, etc, que son los que definen el “timbre” (cualidad del sonido). Para que un oscilador cambie su tono, debe oscilar a diferente frecuencia (menor frecuencia, sonido grave, mayor frecuencia, sonidos agudos). Entonces, la solución era aplicar un voltaje determinado para lograr cada nota de una escala musical. ¿Vamos bien? Esto se logró primeramente con un teclado tipo piano, en donde cada tecla activaba un circuito que disparaba un voltaje distinto correspondiente a cada nota musical.


El problema es que justo un voltaje determinado disparaba un tono en particular, PERO la suma de dos voltajes no disparaba dos notas, sino que dispara un sonido más agudo. Entonces, si deseábamos controlar un módulo de sonidos analógico de manera polifónica (es decir que dispare más de una nota a la vez) deberíamos tener un “cable” por cada tecla, lo cual es posible para un circuito dentro del mismo instrumento... pero ¿conectar 61 cables de un instrumento musical a otro para poder controlar 61 tonos diferentes? 

 

La primer solución a éste problema fue justo la invención del teclado de scanning digital, desarrollado en 1973 por lo que luego se convirtió en EMU Systems. Primer control polifónico de entrada en la historia.

 

Ahora... ya había cómo controlar a distancia una buena cantidad de datos usando control digital. ¿Y qué tal si quisiéramos controlar dos o más instrumentos musicales desde un solo teclado? Se tenía que definir una manera de crear un estándar de comunicación, DIGITAL (para simplificar conectividad) que enviara ésta información de manera apropiada.


Si han ido prestando atención a la redacción del artículo, verán que he repetido mucho la palabra CONTROL.


MIDI no es más que un protocolo de CONTROL que nos permite usar datos estandarizados para generar una acción a distancia. Es tan simple, como si conecto dos sintetizadores vía MIDI, si presiono una nota en uno, sonará en el otro. Si muevo un fader, puedo controlar el volumen del otro instrumento, cambiar su panning, etc. MIDI es un control remoto digital.

 

¿Qué tipo de datos son?

 

No es una forma de compresión de audio digital, ni un lenguaje musical; incluso ni siquiera describe directamente los sonidos musicales. Son switches digitales que le indican a un dispositivo, de manera remota, que está ocurriendo un evento de ejecución musical (tecla presionada, posición de tecla, velocidad de entrada, velocidad de salida, post-pulsación / after touch), de interpretación (volumen del instrumento, rueda de modulación, rueda de pitch, pedal de sustain, etc) o de control / mezcla (botones de control de secuenciador, activar grabación, volumen de la pista, panning, cantidad de envío a efectos, etc).


La analogía más simple es que una serie de datos MIDI (como esos archivitos de Internet de unos cuantos KB de tamaño) no es más que una “partitura digital” cuya calidad de interpretación dependerá netamente del módulo de sonidos con que se reproduzca. Si reproducen un archivo MIDI desde el Windows Media Player de su PC sonará muy diferente que si lo reproducen a través de un módulo de sonido profesional. Por eso es un tremendo error decir “el MIDI suena feo”. El midi no suena. Lo que suena es la interpretación de esos datos a través de un módulo de sonidos, aunque entendamos que también pueden haber simplemente archivos MIDI mal hechos que sonaran mal (en calidad de ejecución) en cualquier medio que se reproduzcan.


Controlador Y Receptor

 

Entonces, a partir de éste momento vamos a definir que para que haya una conexión MIDI, deberá haber al menos estos dos elementos: Controlador: dispositivo físico que genera datos MIDI, también llamado MASTER”.


Receptor: dispositivo físico o virtual que recibe los datos MIDI y los interpreta ya sea generando un sonido (como tocar un sonido de piano) o generar una acción (subir volumen, por ejemplo en una consola digital), también conocido como “SLAVE”. 

 

Cada puerto MIDI permite controlar hasta 16 canales diferentes. Estos canales no corresponden a conexiones físicas separadas, ya que comparten un único cable, sino más bien a direcciones lógicas. Un controlador suele enviar por un único canal a la vez, mientras que un dispositivo receptor puede ser configurado para recibir en uno o varios canales simultáneos.

 

Esto quiere decir, que con un solo controlador se pueden controlar hasta 16 instrumentos diferentes, cada uno con un canal MIDI distinto o bien un solo instrumento receptor que sea capaz de reproducir hasta 16 sonidos (timbres) diferentes simultáneos.

 

Un instrumento musical que únicamente reproduzca un timbre a la vez, por ejemplo sólo un sonido de piano, o un bajo, o un violín, se le conoce como MONO-Tímbrico. Estos reciben información de cualquiera de los 16 canales MIDI pero sólo reproducirán uno de ellos, el que se le haya asignado.


Un instrumento musical que pueda reproducir varios timbres a la vez, por ejemplo un sonido de piano, más uno de bajo, más uno de batería, se le conoce como MULTI-Tímbrico. Estos pueden recibir información de hasta 16 canales MIDI y reproducir uno, dos, o todos los 16 diferentes canales.

 

Durante la década de los ochenta, era muy común tener varios sintetizadores: uno para los sonidos de piano, otro para los sonidos de violín, otro para las baterías, etc. Y todos debían ir conectados al menos al controlador maestro para poder ser parte de la red local MIDI, así que se usaban kilómetros de cable MIDI para poder conectar todos los sintetizadores de un estudio.


Sin embargo, hoy día es cada vez más común que ya no se usen sintetizadores por hardware, sino únicamente sintetizadores virtuales (plug-ins) y todos pueden ser controlados por un modesto controlador MIDI USB.

 

¿Entonces ya no es MIDI?

 

¡Si! Sigue siendo el viejo y confiable protocolo MIDI, pero hoy día todo viaja por un solo cable USB, FireWire, Ethernet o incluso Bluetooth o WiFi. No por el hecho que se conecte un controlador MIDI USB ya no existen los puertos MIDI IN y MIDI OUT; de hecho en todos los programas se debe indicar cual es el puerto que recibirá los datos (IN) y enviará datos hacia otros destinos (OUT), pero ya no son conexiones físicas, sino puertos virtuales. Y aún hoy día continúan siendo 16 canales por puerto MIDI nada más.

 

Todo teclado controlador tiene MIDI OUT porque enviará datos de control hacia una computadora por medio de USB. Algunos únicamente lo tienen por USB y algunos otros tienen aún puerto MIDI físico para controlar hardware. La manera más sencilla de conectarlos es vía USB y entonces se genera una conexión MIDI. Incluso los más profesionales también tienen puertos MIDI físicos, a través de los cuales pueden conectar hardware estándar MIDI (Módulos de sonido, mixers, etc) y entonces el mismo teclado es así mismo una interfaz y controlador MIDI maestro.

 

Los teclados controladores MIDI más avanzados hoy día incluso se “mapean” automáticamente: es decir, sus potenciómetros, botones y faders quedan asignados automáticamente a funciones de cada programa, según su compatibilidad, lo cual hace muy sencillo su manejo.


¿Y es entonces más rápido por USB?

 

Muchas veces remarcaré el hecho que en una comunicación digital no se mide la “velocidad” sino “el ancho de banda”. Recordando que MIDI no pasa audio, sino únicamente datos sencillos de control, MIDI tiene un ancho de banda muy modesto, pero suficiente para sus propósitos, de 31.25 Kbps. Comparado por USB, con su ancho de banda de 12,000 Kbps, uno esperaría que “sea más rápido”; pero no, la realidad es que caben más datos MIDI por USB, más conexiones virtuales posibles y por ende más posibilidades de control. Y se simplifica muchísimo al usar únicamente un cable USB en vez de uno para IN y uno para OUT por puerto MIDI, por instrumento.

 

Y con ése ancho de banda extra, podemos pasar también audio digital multi-canal, pero ese ya será otro tema.

 

Entonces, MIDI sigue vivo y vigente, 31 años después, lo cual es un logro por sí solo, al ser el protocolo más longevo de la industria musical. 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    nilbia luna (miércoles, 01 junio 2016 12:11)

    BUENOS DIAS GUS LOZADA

    Hice una conección MIDI de un sintetizador ROLAND JUNO DS (via OUT) a otro sintetizador YAMAHA S90xs (via IN).
    Había asignado en el Roland, en el modo MULTI varios sonidos, y en el YAMAHA también en el modo MULTI varios sonidos;
    pero cuando tocaba el ROLAND, usándolo como Master; en el YAMAHA algunos sonidos no se escuchaban y en algunos casos solo se escuchaba un fracmento como de 16 notas en el teclado del YAMAHA.

    ¿¿ A qué se debe esto y que debo hacer ??

    ¿¿¿ Existe alguna manera para que cuando se usen 6 o 7 u 8 sonidos en un teclado, y este esté MIDI con otro, al cual también se le han asignado 6 o 7 u 8 sonidos diferentes, puedan escucharse todos los sonidos a manera de LAYER sin que falte alguno ???

    ¡ GRACIAS !